Cómo conservar el café en grano o molido

Una de las preguntas más recurrentes entre los consumidores de café es la que se refiere a cómo conservarlo después de adquirirlo, ya sea en grano o molido.

Para poder responder ampliamente esta pregunta es fundamental saber quiénes son los enemigos del café ya tostado, para evitarlos: el calor, la luz y la humedad.

Por lo tanto la mejor forma de conservarlo es evitando exponerlo a estos tres elementos.

También resulta fundamental saber que una vez saliendo del tostador el tiempo corre en contra de la calidad de nuestro café, y que éste corre aún más rápido cuando el café ya está molido.

Por eso siempre debemos adquirir cafés recién tostados, si queremos obtener los mejores atributos del mismo. Por supuesto que deberíamos descartar o por lo menos dudar de aquellos cuya fecha de tueste no aparece en la etiqueta.

De ahí que lo primero que debemos considerar es que el café hay que consumirlo lo más pronto posible una vez que lo hemos adquirido, sobre todo si ya está molido. La recomendación es comprar en cantidades que se vayan a consumir en un máximo de un mes si es en grano o 15 días si es molido, y cuidar mucho su conservación.

Dado lo anterior podemos decir que la mejor manera de conservar nuestros cafés es en un recipiente que evite la entrada de aire, luz y humedad y que éste se guarde en un lugar fresco y seco, alejado de la luz.

Un recipiente de cerámica, vidrio opaco, aluminio o acero inoxidable con tapa hermética y conservado en una alacena a la que no entre la luz y sea fresca son ideales.

¿Y el refrigerador? ¿Y el congelador? Ambas preguntas se repiten con frecuencia y su respuesta es fácil: no.

No, porque tiene que ver con uno de los enemigos del café expuestos en el segundo párrafo: la humedad.

Tanto el refrigerador como el congelador son espacios que generan mucha humedad y por lo tanto pueden afectar la calidad de nuestros cafés, aunado a que son lugares donde conviven muchos olores de alimentos, muchos de ellos muy fuertes, que pueden ser absorbidos por el café y modificar sus aromas y sabores.

Finalmente te recuerdo mi invitación a que le des click en el botón “Seguir” que está en la columna del lado izquierdo, con lo cual te notificaré cuando suba nuevos materiales como éste. Es gratis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s